API: ayudando a digitalizar la gestión financiera y la Tesorería  

por | Nov 10, 2022 | Empresas de equipos y mantenimiento

4.9/5 - (27 votos)

A medida que avanzamos hacia una tesorería en tiempo real, las interfaces de programación de aplicaciones (API) se han convertido en una tecnología esencial, que permite que los datos se muevan instantáneamente y sin problemas entre las empresas y sus bancos. Sin embargo, al tratarse de una tecnología relativamente nueva en el ámbito de la tesorería, no siempre está claro cuáles son los casos de uso de las API para mejorar la  eficiencia de los procesos y la mejora de las decisiones financieras.

¿Qué son las aplicaciones API?

 

Una API bancarias o interfaz de programación de aplicaciones es un conjunto de definiciones y reglas que se usa para diseñar e integrar los distintas aplicativos de la empresa y sus bancos.  Es una especie de puente que conecta diversos tipos de software o aplicaciones y puede crearse en varios lenguajes de programación.

De este modo, la Application Programming Interface (API) es un conjunto de patrones que forman parte de una interfaz que permite la creación de plataformas de una forma más sencilla y práctica para desarrolladores. Sirven para intercambiar datos entre diferentes tipos de software y así automatizar procedimientos y desarrollar nuevas funcionalidades.

Sin ánimo de ser muy técnicos, a nivel funcional nos permite conectarse con distintas entidades bancarias mediante una interface de comunicación común, lo cual facilita sensiblemente los costes a las empresas.

    ¿Cuáles son los beneficios clave de las API en tesorería?

     

    Uno de los beneficios clave de las API es su capacidad para proporcionar a los departamentos de tesorería visibilidad bajo demanda sobre las transacciones y los datos en poder de sus bancos. En algunos casos, según Rita Jardan, Directora de CAM Finance, Freeway Entertainment Group (Freeway), el uso de las API bancarias puede ser preferible al uso de las plataformas de banca electrónica de los bancos.

    “La primera ventaja del enfoque API es que todos los datos se envían al tesorero, en lugar de que el equipo de tesorería dedique mucho tiempo y esfuerzo a buscar los datos”, explica. “El seguimiento de los recibos es parte de nuestro negocio principal. La notificación de nuevos recibos a nuestros clientes es extremadamente sensible al tiempo, por lo que la notificación en tiempo real es clave para que podamos brindar un nivel de servicio sobresaliente. Manejamos más de 6.000 cuentas en 15 bancos. Tener todos los datos nuevos en nuestro sistema sin demoras es un gran avance”.

    La tesorería de Nokia implementó API para saldos y transacciones en vivo con cinco bancos principales a principios de 2019, como describe Daniel Gramunt, Director, Cash Management, Nokia.

    Para el equipo de X·Risk Treasury pensamos que pueden aportar mejoras sensibles en los departamentos financieros, tales como:

    • Disponer de información en tiempo real de transferencias de cobros u otras informaciones que pueden estar bloqueado los procesos comerciales y de expediciones.
    • Disponer de una posición bancaria y previsiones mejoradas respecto a la información de la N43.
    • Poder realizar pagos de forma sencilla y rápida.
    • Reducir los costes de comunicación bancaria, al mismo tiempo que la seguridad en las transacciones es, y mejoras la integración con los sistemas transaccionales de la compañía.
    • Y en el futuro poder hacer otras transacciones bancarias.

    Es por ello que, dentro de nuestra plataforma de tesorería integramos un módulo API’s bancarias que enriquece nuestra plataforma de tesorería.

      Antonio Fernández
      Director de Consultoría de X·Risk en O&S Consultores

      ¿Empezamos a crecer?